Just another WordPress.com site

O C T U B R E

Del sol llega oblicuo el rayo,

hoja seca el suelo cubre,

caída en mortal desmayo.

Con miedo el enfermo nombra

del frío la acciòn cruenta;

mustio el árbol no dá sombra,

y barre el viento una alfombra

de hojarasca amarillenta.

Quién poca salud alcanza,

quién a impulsos del dolor

ayes sin consuelo lanza,

en mayo siente esperanza,

siente en octubre temor.

La primavera y sus flores

constituyen mis amores.

Yo rompería cién lanzas

contra el mes de los temores

por el de las esperanzas.

¿Compendia octubre los males?

No, también tiene excelencias,

que a sus soplos otoñales

ábrense los vendavales,

y los claustros de las ciencias.

Los estudiantes, a miles,

llegan en los ferrocarriles,

en coches y a caballo

y entre airecillos sutiles

llegan también…los resfriados.

Ventajas son manifiestas

de octubre, más otra goza

superior a todas estas:

la de celebrar las fiestas

del Pilar de Zaragoza.

Aún así, mayo y sus flores

constituyen mis amores.

Yo rompería cién lanzas

contra el mes de los temores,

por el de las esperanzas.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s