Just another WordPress.com site

TE SIENTO…

Como añoro tus palabras
como añoro tu voz, tu presencia.
Recuerdo en mi soledad
tus susurros apasionados
que, dulces, dejaban caer en mis oídos
las tiernas palabras de tu declaración
 Cierro los ojos, tapo con mis dedos,
tantas veces por tí cogidos,
mis oídos y me aíslo.
Ya nada del mundo exterior oigo,
ni el susurro de las hojas,
ni el ulular del viento,
ni el piar de las aves,
ni el canto de los grillos
ni el correr del riachuelo,
ni el riar del saltamontes.
Sólo allá, muy dentro,
en lo profundo de mi alma,
aquéllas tiernas palabras
que con tu cálida voz
dejabas desgranar en leve murmullo
a la par que en tus brazos
me olvidaba de mi misma.

Destapo mis oídos y cómo si fuese
un complemento amigo,
un pajarillo canta con alegre trino.
Aún cerrados mis ojos
ya nada del mundo que me
rodea, veo.
Ni el vaivén de las hojas
que se mueven al par del viento
ni el vuelo de las aves
ni las hormigas en procesión, azarosas,
ni el riachuelo en su lento andar
ni el alegre brinco del saltamontes.
Sólo allá, muy dentro
de mi corazón, en lo profundo,
tu figura tan varonil
que con apresurado paso
a mi encuentro se dirige
y con leve caricia
en mis labios posa un cálido beso.

Pero ya he abierto los ojos,
y como broche a mi anterior sueño
una apasionado y ardiente sol
hiere mis pupilas y junto
con el piar del pájaro amigo,
no se hace tan difícil
la realidad de estar sola,
sin tu figura delante
sin tu voz en mi voz.
Sólo allá, muy adentro,
tu, infinito, y para siempre tú,
amándome con amor sin fín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s